<<<

Mi primo Rafa Aguirre ha muerto.

Me han venido a la memoria los recuerdos

de aquellos días maravillosos que pasé en Altea,

de las dos travesías en barco que hice con él,

de sus visitas a la casa de mis padres en Barcelona,

de una correspondencia de bastante enjundia…

y también los proyectos que iba a presentarle.

Si el Ser Supremo me da vida y salud,

los terminaré y se los dedicaré.

Rafa, te has ido demasiado pronto…

>>>