B – Auguste Jal

Celia Chaín-Navarro – Cátedra de Historia y Patrimonio Naval – Fragata: un nombre para distintas naves

Por |abril 27th, 2021|

<<<

Casi todos identificamos una fragata como un buque de guerra, que adquirió gran protagonismo a lo largo del siglo XVIII. Uno de los ejemplos más conocidos es la llamada Nuestra Señora de las Mercedes, la nave que fue atacada y hundida por los ingleses, cuyo hecho ha salido en multitud de medios de comunicación y ha sido objeto de estudios, debido a la riqueza de su cargamento y especialmente al fallo de la justicia norteamericana, que en una decisión histórica dio la razón al gobierno español, e hizo que la empresa Odissey devolviera todo lo que había obtenido a través de la recuperación ilegal en el pecio de este buque de estado.

<<< […]

Comentarios desactivados en Celia Chaín-Navarro – Cátedra de Historia y Patrimonio Naval – Fragata: un nombre para distintas naves

Juan Manuel Grijalvo – La galera de Ben-Hur

Por |enero 5th, 2018|

<<<

Hace unos años empecé a estudiar

la historia de la navegación a remo.

Cada vez que digo que me interesan las galeras,

mis interlocutores evocan prácticamente siempre

la imagen mental de unos patas

bogando al ritmo de un tambor.

A todas luces procede de la película «Ben-Hur».

Aunque no la mencionen por su nombre, se nota que la han visto.

Hay quien la encuentra maravillosa y quien dice que es un tostón.

Pero lo más habitual es que citen una o varias secuencias favoritas.

Hay unanimidad sobre la carrera de cuádrigas: es Cine con mayúscula.

Y también es muy, muy recordada la parte de las galeras.

<<<

Recapitulemos lo que ocurre

Los romanos tienen ocupada Judea. Ben-Hur no quiere hacerse colaboracionista. Cuando llega el gobernador nuevo, caen unas tejas de su casa, el caballo se espanta, el jerarca cae al suelo y se hace daño. Le acusan de haberlo hecho a propósito y lo mandan a galeras. Mientras lo conducen a Tiro en cuerda de presos, un cruel romano le niega un poco de agua. Pide ayuda al Señor y Jesucristo en persona le da de beber.

A continuación, el almirante Quinto Arrio llega en su falúa para tomar el mando de la flota. Lo primero que hace es bajar a ver la chusma de su galera. Hay un galeote enfermo y hace sacar de la sentina a un suplente para reemplazarlo. Ve a otro con la espalda llena de marcas y dice:

– ¿No se porta bien este hombre?

– Es un insubordinado, cónsul

– Eso se va a acabar

Luego intenta entablar diálogo con Ben-Hur:

– ¿Sirves desde hace tiempo?

Ben-Hur no contesta

– ¡Cuarenta y uno!

– Un mes menos un día, en esta nave

– Llevas muy exacta la cuenta. ¿Y antes?

– Tres años, en otras naves

– ¡Tres años!

Da cinco pasos, coge el látigo a un cómitre y le da un azote en la espalda. Se miran.

– Tu impulso es de devolver el golpe, pero tienes la sensatez de contenerte. Tus ojos están llenos de odio, Cuarenta y uno. Eso te ayuda. Se sobrevive con el odio. Da fuerza para resistir.

Luego arenga al personal:

– Ahora escuchadme, galeotes: a todos vosotros se os condenó. Os mantenemos vivos para servir esta nave. Por lo tanto remad, y vivid.

<<<

[…]

Comentarios desactivados en Juan Manuel Grijalvo – La galera de Ben-Hur