<<<

21 de Junio de 2020

<<<

Cuando todo parecía indicar

que las diez «Confederación»

tratadas en una entrada anterior

serían las últimas locomotoras de vapor

de ancho ibérico construidas en España,

Babcock&Wilcox entregó a RENFE entre 1960 y 1961

diez nuevas locomotoras tipo 282 Garratt-Mikado

que, esta vez sí, serían las últimas vaporosas españolas.

Los historiadores y aficionados siempre se han preguntado cuáles fueron las razones por las que RENFE apostó todavía por la tracción vapor, cuando ya la diesel se echaba -se había echado ya- encima. Probablemente una explicación, al menos parcial, la da Fernando Fernández Sanz al especificar que esas locomotoras estaban incluidas en el llamado Plan Laboral de 1953 junto con 117 Mikados y las diez Confederación. En cualquier caso resulta todavía un poco misterioso que el pedido de las Garratt no se sirviera hasta 1960-1961 y que en ese intervalo de años RENFE no hubiera anulado o reformado el pedido. Se especuló que irían destinadas al arrastre de trenes de mineral en la línea de Guadix a Almería y en concreto en la fuerte rampa entre Gádor y Nacimiento, pero el hecho es que prestaron servicio, al igual que sus antiguas «hermanas», en las líneas de Valencia a Tarragona y de Valencia a Teruel con algunas incursiones hacia Albacete por las rampas de La Encina.

<<<

https://trenesytiempos.blogspot.com/

2020/06/

historias-del-vapor-y-cxlviii

>>>