<<<

Si tomamos

al novelesco  pirata,

héroe romántico

de la libertad proscrita,

cuya ley es la fuerza y el viento

y cuya única patria es la mar,

y le cambiamos

los versos de  Espronceda

por ordenanzas de la Real Armada,

obtenemos la figura del  corsario.

<<<

https://catedranaval.com/

2024/06/01/

el-corso-un-negocio-lucrativo/

>>>