<<<

Cuatro metros y aproximadamente cinco segundos.

Esa fue la distancia que separó al aeropuerto de San Francisco

de ser el escenario de una de las mayores tragedias de la historia de la aviación, si no la mayor.

La noche del 7 de julio de 2017 estuvo a punto de presenciar el peor accidente aéreo jamás visto

pero los reflejos de un piloto, el entrenamiento y, por qué no decirlo, un poco de suerte, evitaron el horror.

Esta es la historia del vuelo 759 de Air Canadá y de cómo no pasó a la Historia. Por suerte.

<<<

https://fronterasblog.com/

2024/02/19/

el-accidente-aereo

-mas-grave-de-todos-los-

tiempos-que-nunca-fue/

>>>