<<<

23 de Julio de 2008

<<<

Sueño nunca finalizado,

proeza de la ingeniería española,

depósito de esperanzas

y testigo de frustraciones.

El Canal de Castilla

refleja lo más íntimo del espíritu

de los campos que rasga

y por los que facilitó el transporte

de grano y carbón durante décadas.

Hoy, enmudecido y silencioso, el paisaje

que circunda tan imponente infraestructura

está llamado a dar vida a una actividad

con la que jamás pensaron los ingenieros:

el turismo.

<<<

https://alpoma.net/

tecob/

?p=938

>>>