<<<

16 de Julio de 2022

<<<

Aunque pocas esperanzas quedan, creo

que esta cuestión no puede quedar así

porque no es justo ni serio.

En esa línea me he permitido mandar

esta carta al presidente García-Page:

Sr. presidente:

Aún con todas las informaciones pesimistas en relación con el cierre de esta línea mantuve la esperanza hasta el último momento. Confiaba en su palabra de que durante su legislatura no se cerraría ninguna línea ferroviaria en Castilla La Mancha. Confiaba al menos en que nos explicaría con argumentos claros y objetivos SU cambio de posición; no los de otros políticos, los SUYOS… Pues más decepción. ¿Cómo un gobierno socialista puede apoyar el cierre de una línea ya construida que discurre por una de las zonas más hermosas de la región -y más necesitadas- mientras dice que apuesta por la España vaciada? ¿Cómo en un contexto de cambio climático se sustituye el transporte ferroviario por el de carretera y más aún cuando ya están en pruebas los trenes de hidrógeno que serían una alternativa ideal? ¿Por qué un gobierno socialista que ya cerró en 1985 casi 1.000 km de líneas ferroviarias (muchas de las cuales se siguen reclamando) insiste en la misma maniobra, al revés que en el resto de Europa?

Mire (o miren los asesores, que supongo que son los que me leen), no me contesten con una respuesta de manual porque ya tengo muchos «cortas y pegas» de RENFE y ADIF, con argumentos muchas veces inexactos o sesgados, todos perfectamente rebatibles o, como mínimo, opinables. Si va a ser así, prefiero que no haya contestación y seguiré pensando que, al final, son los lobbys de la carretera y de la construcción los que doblan el brazo a un gobierno socialista. Sí me agradaría una respuesta personal y clara del Sr. García-Page y saber si será posible confiar en las promesas de su próxima campaña electoral.

Un saludo cordial.

Ángel Rivera

>>>