<<<

3 de noviembre de 2019

<<<

Una de los mayores retos

a que se enfrentan

nuestros reguladores

en la actualidad es conciliar,

como hemos comentado ya

en otras ocasiones en este blog,

las nuevas posibilidades privadas

de sharing e intercambio,

tanto en su vertiente menos comercial

como en la que directamente

pretende hacer de ello un negocio

y ofrecer los servicios en el mercado,

con la regulación tradicional

de los mercados de transporte

urbanos o metropolitanos.

<<<

>>>