<<<

En este país, hace tiempo

que uno oye a dos personas

hablando por la calle

y no es que no entienda

lo que dicen,

es que no tiene ni idea

de en qué lengua

pueden estar hablando.

Lo más divertido es

cuando uno descubre

que hablan castellano

con un acento tan… suyo…

que resulta ininteligible.

>>>