<<<

Todos los apasionados de los barcos

somos capaces de visualizar rápidamente el navío de línea:

un mastodonte de madera con cañones de hierro y propulsado por velas.

Lo mismo ocurre con el acorazado, otro rey de los mares,

en esta ocasión construido con gruesas planchas de metal,

propulsado por máquinas y armado con torres de grandes cañones.

La pregunta que me llevó a escribir esta serie de tres artículos es:

y entre medias ¿qué?

<<<

https://www.fsupervielle.com/

<<<

Trafalgar se puede considerar la última gran batalla entre navíos de línea,

mientras Jutlandia es el paradigma del enfrentamiento entre acorazados.

111 años las separan.

¿Qué ocurrió en el siglo XIX?

¿Cómo pasamos de la madera al acero; de la vela a la turbina; de las baterías a las torres?

Eso es lo que voy a intentar explicar y, como siempre, enfrentando el problema desde una perspectiva práctica:

no voy a detenerme en los desarrollos metalúrgicos que permitieron los avances artilleros,

sino en cómo los nuevos cañones cambiaron la forma de hacer la guerra (y los barcos).

No nos pararemos mucho en el funcionamiento de la máquina de vapor,

sino en cómo la independencia del viento cambió la forma de emplear los barcos en combate.

<<<

post/navio-de-linea

<<<

La revolución del XIX

En el artículo anterior introdujimos el navío de línea,

como punto de partida de la evolución que nos llevará hasta el acorazado.

En esta entrada veremos el eslabón perdido. O eslabones.

Desde Trafalgar a Jutlandia hay más de un siglo en el que no se asentó un tipo concreto de barco,

porque hubo una evolución constante desde los colosos de madera a los gigantes de acero.

<<<

post/barcos-de-guerra-siglo-xix

<<<

En el primer artículo de esta serie hablamos del navío de línea,

como punto de partida para estudiar los enormes cambios

ocurridos en el siglo XIX, que vimos en la segunda entrega.

En esta última entrada veremos el acorazado,

culmen de los cambios que hemos venido estudiando

y dominador incontestable de los mares a principios del XX.

<<<

post/el-acorazado

>>>