<<<

18 de Noviembre de 2017

<<<

Pues un año más,

camino del Sur.

Ese Sur tan maltratado

en lo ferroviario,

antaño hervidero

de hombres y máquinas,

y hoy venido a menos

y que ha visto desmantelarse

toda vía que había a la redonda.

El progreso, dicen……

Linares tuvo 7 estaciones de 5 compañías diferentes. Hoy día, medio aletargada, sobrevive Linares-Baeza. Desapareció el ramal de Sur, luego en manos de Andaluces y que cayó en manos de los manazas. Cayó la red de La Carolina y Prolongaciones, una vez desmanteladas las fundiciones y sin nada que prolongar. Cayó el enlace a Vadollano, que en fechas recientes intentó revivir gracias a CAF-Santana, pero a buenas horas mangas verdes. Cayó el enlace MZA con Paseo de Linarejos, hoy centro de interpretación de cuanto hubo y ya no hay.

Lo del Baeza-Utiel mejor ni mentarlo, que me pongo verde como Hulk. De lo que iba a ser, nada fue. No vio pasar ni un solo tren. Fue un aborto provocado. Y, fíjese usted qué cosas, nadie fue a la cárcel. Ni con la Monarquía, ni con la República, ni con la Dictadura. Pero todos se llevaron tajada, con el Sr. Conde a la cabeza.

Y en medio de todo ese ferrogenocidio, el Tranvía de Linares y el Ferrocarril de La Loma. Decrépito medio de transporte en su momento, sobrevivió como pudo hasta que a alguien se le ocurrió modernizarlo. Nuevo trazado, nuevos vehículos, nueva vía, nueva electrificación, nuevo todo (incluida la asombrosa estación subterránea bajo la actual de Renfe/Adif). Y para seguir la tradición de dispendiar el dinero público, una vez todo modernizado lo cerramos y aquí no ha pasado nada……

Y esa truculenta y apasionante historia es la que aprenderemos en esta jornada. Para vergüenza de quienes corruptos fueron, y de quienes remedio no ponen hoy día, aunque se les llene la boca de planes. Que, como sabemos, nunca salen como se piensan.

>>>