<<<

El hierro,

como material arquitectónico,

tiene tantos partidarios

como obstinados detractores

que temen por la muerte de la arquitectura

a manos del frío producto industrial.

La garantía estética del nuevo material,

al margen de la de su capacidad resistente,

trae consigo nuevas formas en la construcción,

desconocidas en siglos anteriores y apropiada

a las necesidades y tendencias

del último tercio del XIX.

Las formas a las que se adapta satisfacen antes a las necesidades del industrial y a los intereses del comerciante que a los sentimientos del artista, aunque no puede negarse que sus especiales cualidades le hacen instrumento propio para nuevas manifestaciones de la belleza.

Las tres estaciones de Madrid culminan el proceso de aclimatación de esta nueva arquitectura en hierro que como mercados, viaductos, pasajes cubiertos, circos, frontones, etc. aparece en la capital desde los últimos años del reinado de Isabel II hasta bien entrada la Restauración alfonsina.

<<<

https://treneando.com/

2020/07/12/

estaciones-singulares

-atocha/

>>>