<<<

El tren llega a la capital vizcaína

en marzo de 1863

de la mano de Charles Vignoles,

el ingeniero jefe que dirige

las obras del ferrocarril Tudela-Bilbao,

que une la Villa con el interior de España,

al conectar en Miranda de Ebro

con la línea Madrid-Irún.

Al acabar su proyecto, Vignoles

propone completar los servicios,

de forma que se prolongue la vía hasta el Abra,

en cuya dársena es preciso construir un gran puerto.

De esta forma, la conexión con Castilla

tiene un inmejorable acceso al comercio,

en una época en la que

los mayores buques

no llegan hasta Bilbao.

Pero la idea del inglés

duerme durante años

en el cajón de los sueños.

<<<

https://treneando.com/

2020/07/13/

estaciones-singulares

-la-naja-de-bilbao/

>>>