<<<

Durante el siglo XIX, Alicante

presenta dos etapas antagónicas

que cronológicamente coinciden

con la mitad de la centuria.

En la primera mitad,

la ciudad no se diferencia

de la de los siglos precedentes;

se encuentra amurallada

y mantiene, e incluso amplía,

su sistema defensivo.

En el segundo periodo,

que coincide con la inauguración

de la línea ferroviaria de Madrid a Alicante

por la reina Isabel II,

Alicante solicita su exención como Plaza Fuerte,

inicia el derribo de sus murallas, y se abre

a un nuevo periodo de regeneración urbana.

Estos dos acontecimientos marcan un punto de inflexión

en el desarrollo urbanístico de la ciudad.

El primero, constituye el inicio de la apertura de la ciudad,

con la creación del Plan de Ensanche y el segundo supone

una revolución en las infraestructuras,

al conectar Alicante con la capital.

<<<

https://treneando.com/

2020/07/29/

estaciones-singulares

-alicante/

>>>