En el alud de artículos

sobre el matonismo en la escuela

he leído un episodio que,

dentro de la esfera de la violencia,

no definiría precisamente

al máximo de la impertinencia…

pero que se trata, sin embargo,

de una impertinencia significativa.

Relataba que un estudiante,

para provocar a un profesor,

le había dicho:

«Disculpe,

pero en la época de Internet,

usted, ¿para qué sirve?»

<<<

http://www.lanacion.com.ar/

910427-

de-que-sirve-el-profesor

>>>