Ignoranti, quem portum petat,
nullus suus ventus est.

Ningún viento es favorable
para el que no sabe a qué puerto va.

>>>