<<<

Sé que no está muy bonito, lo confieso;

pero se trata de una tentación irresistible.

Una visita a casa ajena

supone examinar de soslayo

la biblioteca de su propietario

y realizar

una somera catalogación mental

de sus fondos.

Y es que la suma de los títulos

mostrados en los anaqueles

constituye un manifiesto encriptado

sobre los anhelos de la persona que los compiló.

<<<

Librería Libritos – Málaga

http://www.laopiniondemalaga.es/

opinion/2016/04/09/

libros-libritos-bibliotecas

>>>