<<<

En la colina más alta de la ciudad, con 548 metros,

domina el horizonte la solitaria mole rectangular del Alcázar.

Es uno de los pocos edificios exentos de la ciudad.

Los vestigios de las estructuras anteriores

indican que siempre fue un lugar fortificado,

desde el pretorio romano y la defensa

de la alcazaba musulmana.

<<<

http://www.toledo-turismo.com/

>>>