Eres tantas veces persona como lenguas hablas.