No sé si Sevilla es la ciudad más bonita del mundo,

pero sí que es la más bonita que he visto yo.

Todo es precioso, hasta el cementerio…