<<<

Antes de la decisión

de las Naciones Unidas, en 1947,

acerca de la partición

de Palestina en dos Estados,

uno judío y otro árabe,

los delegados judíos

en Lake Success estaban muy nerviosos.

Varias propuestas

fueron hechas por los delegados:

tal vez el aumento de la inmigración a Palestina

fuera preferible a un Estado político.

Un rabino,

que estaba entre los delegados,

expresó la siguiente opinión:

– Existen dos caminos

para resolver el problema,

uno natural y otro sobrenatural.

El natural sería la llegada del Mesías;

el sobrenatural, sería

un cambio de actitud británica

respecto de los judíos en Palestina.

Por lo tanto, debemos

resolver la cuestión

nosotros mismos.

>>>