<<<

Con profundo sentimiento

doy cuenta de la muerte del que fue

mi primer «médico del Seguro».

Tenía un ojo clínico sobresaliente

y un sentido del humor que me ayudó

a sobrellevar un ataque de gota.

<<<

Me dijo, si lo recuerdo bien:

– Consuélese, hombre, ésta es la enfermedad de los ricos.

<<<

Ricardo Alós Velert

En memoria del doctor Jesús Novella Llopis

>>>