<<<

El primer día de primavera

en el puerto de Barcelona

amaneció algo fresco y nublado

y la humedad propia de la mar

no ayudaba a llevar nada bien

esos nueve grados de temperatura

que marcaba el termómetro.

El vigía marítimo

del castillo de Montjuich

con las primeras luces del día comenzó a anotar los primeros buques que venían navegando en demanda de puerto para el día 20 de marzo de 1851, armado con su catalejo, comenzó a otear en el horizonte y a registrar en su libro de entradas y salidas de los primeros barcos.

Llegaron diversos laudes, jabeques y bergantines de la costa española y catalana, algunos otros de las islas Baleares pero su atención estaba puesta con los que provenían de América, ya que tenía el encargo de dar aviso de un barco en concreto.

De Nueva Orleans llegaría el bergantín «Paulita» de 195 toneladas al mando del capitán Santos, de Puerto Rico y Cádiz el bergantín «Romano» de 123 toneladas con su patrón Cabañas, de Charleston otro bergantín el «Fénix» de 354 toneladas, y de Nueva Orleans en 74 días la fragata «Paulita» de 840 toneladas al mando del capitán Joaquín de Bonrostro, este era el barco del que tenía que dar parte.

<<<

https://envisitadecortesia.com/

2020/11/21/

la-mayor-fragata-catalana-de-su-tiempo-la-paulita/

>>>