<<<

Siempre ha existido miedo al mar,

durante siglos inmensos monstruos marinos

robaron el sueño de los navegantes,

pero era un pequeña criatura la que creaba

las situaciones más desastrosas y también más peligrosas:

un “gusano” que se comía la madera de los barcos.

Terminaba taladrando el casco y dejándolo inservible para navegar,

por lo que si ésto ocurría en medio del mar, ya no se podía solucionar.

Si se detectaba en puerto, se podía comprobar si era general su impacto

o si sólo afectaba a una parte, en cuyo caso se podría sustituir.

En España se le llamó “broma”, aunque fuera un asunto muy serio.

<<<

https://blogcatedranaval.com/

2020/07/07/

la-broma-que-acabo-con-miles-de-barcos-teredo-navalis/

>>>