<<<

Publicábamos recientemente un artículo

sobre el proyecto Mayflower de IBM.

Un buque se dispone a cruzar el Atlántico

sin ningún humano a bordo.

Y no se trata de dejarlo zarpar

desde un puerto con el timón trincado

y la esperanza de que arribe al punto esperado.

El capitán cibernético del Mayflower 

es capaz de tomar decisiones “inteligentes”

según la información que le reportan sus serviolas electrónicos.

¿Qué parámetros morales moverán su corazón de metal?

¿Qué leyes va a cumplir? No olvidemos esto nunca:

hasta hoy las máquinas no ejecutan ninguna acción

que previamente no hayamos programado los humanos;

órdenes que las máquinas no pueden dejar de cumplir

con fidelidad perruna.

<<<

https://www.naucher.com/

actualidad/

pirateria-informatica-y-los-barcos-sin-capitan/

>>>