<<<

Si algún forastero decide viajar en tren a Bilbao

puede que, cuando alcance su destino albergue serias dudas

de haber llegado a la capital vizcaína.

En efecto, en la rotulación de la estación terminal

en ningún lugar podrá encontrar el nombre de Bilbao.

De hecho, lo único que podrá leer en su profusa cartelería

es el nombre de Abando Indalecio Prieto.

<<<

http://historiastren.blogspot.com/

2012/06/

he-llegado-bilbao.html

>>>