<<<

Quiero pedir perdón.

En el artículo que publiqué hace unos días en Naucher

(http://naucher.com/actualidad/papa-no-corras/)

quizás sin reflexionar lo bastante escribí lo siguiente:

“No me siento intranquilo.

Sé que la deportiva se queda en casa;

la mercante y pesquera se lo tomarán con calma,

y ángeles vestidos de verde picoleto, gris naval

o con el ancla de Salvamento Marítimo o una cruz roja

están ahí, en el canal 16, dispuestos

a dar un último beso a la mujer y los niños

y salir ahí afuera sin mirar el parte del tiempo.”

<<<

http://naucher.com/

actualidad/

no-olvidar-a-los-pescadores/

>>>