<<<

NAUCHERglobal, Juan Zamora

15/03/2019

Felipe Louzán Lago es el marino legendario que esconde un auténtico tesoro en su casa. No lo consiguió pirateando ni cuando navegaba por esos mares lejanos con la naviera Santa, de Perú, o la famosa Conoco, norteamericana, aunque es cierto que allí nació su inclinación. Bien es verdad que tuvo que viajar mucho y navegar horas y horas por los incontables mercados de internet hasta hallar ese instrumento codiciado, esa pieza maravillosa y bien conservada que usaron los marinos del siglo XVIII. Felipe Louzán atesora una impresionante colección de instrumentos náuticos antiguos, con algunas piezas de extraordinario valor histórico, octantes de caoba y marfil, cronómetros de primera hora y teodolitos de orfebre para uso náutico, por ejemplo.

<<<

http://www.naucher.com/

es/actualidad/

marinos-de-altura-4-felipe-louzan/

>>>