<<<

Llegué a Lovecraft gracias a las lecturas de dos revistas de cómics, las legendarias 1984 y la primera época de Creepy. Se le mencionaba aquí y allá como autor de referencia y sus monstruosas creaciones, que capitaneaba el infatigable Cthulhu, tintaban de negro las pesadillas del más pintado.

El primer librito que compré fue EL QUE ACECHA EN EL UMBRAL, allá por 1980. Se trataba de una de esas recopilaciones que se reeditaban una y otra vez por distintas editoriales (Burguera, Alianza, Caralt) con diferente nombre y quitando y poniendo apenas un par de relatos para diferenciarla unas de otras. Leerlo con diecisiete años resulta impactante, con esa prosa barroca y recargada que, sin embargo, al cabo de los años ha dejado de llamarme la atención.

De hecho hace veinte años que no leo a Lovecraft, aquellas descripciones intensas se adaptaban bien al pulp y una época en la que el audiovisual estaba en pañales. Hoy día me sobran adjetivos y héroes imprudentes.

<<<

https://www.ciencia-ficcion.com/

varios/firmas/

f20190317.htm

>>>