<<<

Una mañana de principios de marzo, los habitantes de una plácida isla en medio de un vasto océano vieron como tres pequeños barcos de vela se acercaban a la costa. Las tripulaciones de esos navíos vestían ropas harapientas, con la piel quemada por las largas horas al sol. Sus ojos estaban hundidos, las costillas casi asomaban en sus costados, sus bocas estaban roídas por las privaciones y la sed.

Los nativos, sorprendidos, se lanzaron a la playa con sus canoas, y abordaron las embarcaciones para dar la bienvenida a los visitantes. Gesticulando, hablando excitados, subieron a la cubierta y empezaron a negociar, cogiendo cualquier objeto que encontraran, pidiendo algo a cambio a los exasperados marineros de ultramar. Estos, confundidos y agotados, acabaron por disparar varias salvas con uno de los cañones de hierro forjado de uno de sus barcos, ahuyentando a sus ansiosos anfitriones.

Este fue el primer contacto de los chamorros con una expedición europea. Era el 6 de marzo de 1521, y Fernando de Magallanes acababa de descubrir la isla de Guam. Sus tres buques, Trinidad, Concepción y Victoria, llevaban tres meses sin avistar tierra firme.

<<<

https://www.jotdown.es/

2018/08/

la-colonia-que-nunca-quisimos/

<<<

Tags

Alonso Arellano
Andrés de Urdaneta
Antonio Pigafetta
chamorros
colonialismo
colonias
descubrimientos
Diego Jerónimo de San Vitores
eeuu
Felipe IV
Fernando de Magallanes
Filipinas
Francisco Portusach
geografía
Guam
historia
imperio español
Juan Marina
María Ana de Austria
Mata’pang
Pedro Calúñgsod
Quipuha

>>>