La vida económica del tren de Bilbao a Las Arenas, desde su inauguración en 1887, se vio complicada por la dura competencia que ofrecía el tranvía de Bilbao a Algorta, más lento que sus trenes de vapor al ser impulsado por caballos, pero que ofrecía la ventaja de llegar hasta el corazón de Bilbao, la iglesia de San Nicolás, mientras que el tren iniciaba su recorrido en la estación de San Agustín, tras el actual Ayuntamiento, un lugar entonces considerado muy alejado del centro de la ciudad.

<<<

http://historiastren.blogspot.com/

2018/11/

la-linea-3-de-metro-de-bilbao-mas-de.html

>>>