<<<

Bueno, hoy ya es otro día. Si usted quiere, podríamos hablar un poquitito sobre el ancho Stephenson. Habrá observado usted que nunca digo “ancho europeo”, ni “estándar”, ni “ancho UIC”, y tampoco “internacional”. Primero, porque no es ninguna de esas cosas, y segundo, porque lo inventó George Stephenson. Es de estricta justicia recordar su nombre siempre que tengamos ocasión.

Probablemente, usted pensará que yo no soy muy partidario del ancho Stephenson, y es bien cierto. Pero no creo que encuentre usted en todo lo que he escrito en mi vida una sola palabra contra George Stephenson. Si ve algo, lo que sea, y le parece que va contra su persona o su memoria, por favor, dígamelo ya, para que lo retire o rectifique inmediatamente.

El maravilloso ancho de las carretas del carbón era excelente para las carretas del carbón, pero demasiado grande para algunas cosas y demasiado pequeño para todas las demás. Por eso hemos sufrido el desarrollo enfermizo del camionaje. Así y todo, es probable que el ferrocarril no se hubiera desarrollado tanto si los frutos industriales del ingenio y la inventiva de Stephenson no hubieran tenido el mercado que merecían.

<<<

https://esmola.wordpress.com/

2018/08/25/

juan-manuel-grijalvo-

ferrocarriles

-05-stephenson/

>>>