<<<

Retomo la actividad bloguera para hacer una breve entrada a cuenta de un comentario que he recibido en una entrada antigua. A veces, das por universalmente conocidas cuestiones que distan mucho de serlo; por eso, es importante recapitular y volver a lo más básico, para que nadie se pierda.

En este caso, un hecho que es ampliamente conocido en el sector de la automoción, en el que todos lo damos por hecho pero que quizá al público general se le escapa: los datos de consumos/emisiones homologados son especialmente fantasiosos en el caso de los híbridos.

¿Por qué?

En este espacio hemos tratado ampliamente el tema de cómo las marcas recurren a todo tipo de argucias para salir bien en la foto del ensayo de homologación (antes con ciclo NEDC, ahora con el WLTP), desde neumáticos inflados a punto de reventar y pastillas de freno separadas de los discos para eliminar todo rozamiento, a optimización de las relaciones de cambio y los mapas de inyección para minimizar el consumo/emisiones JUSTO en las maniobras de ese ciclo. En VW se pasaron de listos, pero optimizar un motor para que saque un buen resultado en un ciclo en concreto es algo que hacen todos los fabricantes.

<<<

https://esmola.wordpress.com/

2018/10/31/

el-hibrido-mentiroso/

>>>