<<<

Enlace a la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Los viajes, de Juan Eugenio Hartzenbusch (1806-1880)

<<<

Un pescador, vecino de Bilbao,
cogió, yo no sé dónde, un bacalao.

-¿Qué vas a hacer conmigo?
(el pez le preguntó con voz llorosa.)

Él respondió: Te llevaré a mi esposa:
ella con pulcritud y ligereza
te cortará del cuerpo la cabeza;
negociaré después con un amigo,
y si me da por ti maravedises,
irás con él a recorrer países.

-¡Sin cabeza! ¡Ay de mí! (gritó el pescado.)

Y replicó el discreto vascongado:
¿Por esa pequeñez te desazonas?
Pues hoy viajan así muchas personas.

<<<

Citada por  José María Íñigo

en  “No es un día cualquiera”.

 

>>>