<<<

A finales de los años setenta

y principios de los ochenta,

cuando en una película de ciencia ficción

se debía mostrar un ordenador futurista,

siempre se acudía

a ciertos modelos de la época

que, por su aspecto,

parecían entonces propios del siglo XXI.

He ahí, por ejemplo,

el caso del Intertec Superbrain.

Pero, sin duda, lo que más se empleó

para dar sensación

de estar con un pie en el futuro

fue el Commodore PET.

<<<

https://alpoma.net/

tecob/?p=13285

>>>