<<<

Cuando las cosas fallan,

en la vida y en el mundo,

es bueno tener

a donde volverse

para encontrar algo

que funciona,

que reconforta,

que no defrauda.

En días en que alrededor estalla el ruido inútil alrededor del dolor de las personas—no para mitigarlo o respetarlo sino para replicarlo en versiones degradadas, expandirlo y aun agravarlo—, en días en que otros comportamientos individuales no están a la altura de la confianza que se puso en ellos, consuela encontrarse con la presencia reparadora de los lectores. De esos lectores que hacen lo que Unamuno llamaba leer “desde el hombre de dentro”, y que en tal condición eran reconocidos por el gran escritor vasco y español como coautores de la obra literaria, porque, como bien dice en “Cómo se hace una novela”, quien así lee se dice a sí mismo lo que está leyendo, que pasa a ser tan suyo como de quien lo escribió.

<<<

https://www.lorenzo-silva.com/

suerte-los-lectores/

>>>