<<<

Inglaterra es un paraíso

para los amantes de la historia naval.

Conscientes de su carácter insular

y por ello de la importancia del mar,

los ingleses han mimado de forma especial

su relación con ese medio,

que fue el que, al fin y al cabo

les proporcionó su estatus de potencia.

Por eso han conservado algunos de

sus barcos históricos más emblemáticos

e incluso hay toda una localidad

dedicada al tema, Portsmouth,

donde cualquier aficionado puede entrar en éxtasis

visitando el Royal Naval Museum,

contemplar buques actuales de la Royal Navy

y subir a bordo de naves legendarias

como el HMS Warrior (el primer buque británico acorazado)

o el HMS Victory (el navío de línea en el que murió Nelson

durante la batalla de Trafalgar),

entre otros.

<<<

http://viajeroincidental.blogspot.com.es/

2018/01/visita-al-mary-rose-i.html

<<<

El Mary Rose

es el único barco que se conserva del siglo XVI.

En el artículo anterior lo dejamos

justo cuando zarpaba de Portsmouth

para enfrentarse a la flota francesa el 18 de junio de 1545.

Fue el mismo año en que se inició el Concilio de Trento,

que nacieron Alejandro Farnesio

y Don Juan de Austria (el hijo díscolo de Felipe II),

y el mismo en que murió en Vilcabamba

el rebelde Manco Inca Yupanqui.

Inglaterra y Francia estaban en guerra

y la gigantesca flota de Francisco I

libró su primer combate esa mañana;

un cañoneo mutuo sin mayores consecuencias

al que asistió el mismísimo Enrique VIII en persona

a bordo del espléndido Henry Grace à Dieu,

la gran carraca insignia de la armada inglesa

cuyo tamaño era aún mayor que el del Mary Rose.

<<<

http://viajeroincidental.blogspot.com.es/

2018/02/visita-al-mary-rose-ii-el-naufragio.html

<<<

>>>