<<<

El primer estudio urbanístico

respeta el característico hangar de la terminal

frente a la opción de cortar parte

para unir San Francisco y el centro.

La estación de Abando se prepara para engancharse al futuro.

La llegada soterrada del Tren de Alta Velocidad va a desencadenar

un cambio de largo recorrido en la histórica terminal de Bilbao y en su entorno.

La operación del TAV –se estima que las primeras unidades estacionen en el año 2023–

contempla la eliminación de la trinchera ferroviaria y la construcción de

una nueva intermodal subterránea que compartirá con las líneas de cercanías.

Un ‘obrón’ que incluye la urbanización de la explanada que cubra esa playa de vías,

aunque aún falta por definir cuántas viviendas, equipamientos y parques se ejecutarán allí arriba.

<<<

http://www.elcorreo.com/

bizkaia/

estacion-abando-conservara-20171117

<<<

Comentario de Juan Manuel Grijalvo:

¿Cortar la cubierta es “una opción”?

Por esa regla de tres,

procede abrir un paso para automóviles

en la Catedral… en la de Bilbao,

en cualquier catedral…

El Ayuntamiento no está ahí

para promover especulaciones inmobiliarias.

Tiene que defender el patrimonio público.

>>>