<<<

Que yo sepa,

aquí no celebran

el “Día sin coches”…

ni falta que hace,

porque Oxford es una ciudad

con bastante poca circulación rodada

todos los días del año.

El centro es peatonal,

se puede ir en bicicleta a todas partes,

el servicio de autobuses es rápido y frecuente,

y los taxis sirven sobre todo

para ir a la estación del ferrocarril con maletas.

Un elemento distintivo es la población de estudiantes.

Son jóvenes, y la ciudad tiene una tradición atlética.

Tendría que pasar una buena temporada aquí…

y recuperar la forma física.

Ya veremos.

>>>