<<<

Uno de los ingredientes más pintorescos del humor judío de la Palestina anterior al nacimiento del Estado era el chizbat, suerte de chiste o relato breve que se contaban los miembros de uno de los grupos militares clandestinos judíos, el Palmaj, en sus kumzits, es decir, en sus reuniones nocturnas informales.

Chizbat es la hebraización de una palabra árabe que significa “mentira”; Palmaj es la condensación de dos términos hebreos (Plugot Májatz, unidad de choque) y kumzits es la unión de dos palabras de lengua ídish (kum y zits, ven a sentarte). Así era entonces el hebreo coloquial (y lo sigue siendo aún su lunfardo) con una importante influencia del árabe y también del ídish.

Estos chizbatim, con su ingenuidad y su exageración, pintan de cuerpo entero los limitados recursos con que se vivía entonces y el humor con que sabían tomarlo.

>>>