<<<

Hay que ser avaro

en lo superfluo

y espléndido

en lo necesario.

>>>