<<<

Volviendo la vista atrás, si pudiera cambiar una sola cosa de lo que fue mi curriculum académico,

hubiera querido que «mis» curas claretianos me hubieran dado dos cursos de latín y griego,

lo suficiente para hincarle el diente a la Guerra de las Galias y, por ejemplo, la Anábasis…

>>>