<<<

20030617

<<<

Ole, adicta es poco.

Los que me conocen lo saben;

soy capaz de recitarles su discografía completa, haciendo los coros y las voces,

y cantar el “Theorema de Thales” en polifonía y sin saltarme una estrofa.

Puedo recitar de corrido la descripción de la garota de la “Bossa Nostra”

y la presentación de “El Vals del Segundo” (y por supuesto cantar el Vals).

Me sé las estaciones en las que para el tren que coge el Flaco

en “El Alegre Cazador que vuelve a su casa con un fuerte dolor acá”.

Identifico los instrumentos informales al primer vistazo o tras la tercera nota, según.

Y me sé qué cosas han cambiado en los espectáculos en directo

según la grabación fuera en Argentina o en España.

En resumen: no tengo remedio.

>>>