El tranvía metropolitano de la Diagonal

está mucho más estudiado que

cualquier otra infraestructura del transporte previa;

lo que sus opositores pretenden

es la parálisis por el análisis.

Después de haberse invertido miles de millones de euros en autovías con peajes en la sombra, túneles de metro o líneas de alta velocidad, un grupo de economistas ha puesto el foco en la infraestructura más estudiada y justificada de nuestra historia reciente, el tranvía de la Diagonal (105-195 M€). Cuando un grupo de presión quiere paralizar un proyecto por razones políticas sin decirlo, una opción frecuente es pedir más y más estudios, pretendiendo crear en la sociedad una sensación de improvisación o mala praxis por parte de la administración pública.

<<<

El mundo apuesta por el tranvía, no por el negacionismo

>>>