Otra cosa,

el submarino que mandaron ayer,

de color bien, pero no flota.

Nada, lo echamos al fondo del mar después de comer y todavía no ha subido.

O sea, que era un barco. ¡Jo!, pues nos costó un trabajo hundirlo…

Claro, pero con una cosa de ese precio, ¡se manda por lo menos un folleto!…

No, mande otro que ese estará todo “mojao”.

<<<

http://www.miguelgila.com/

blog/monologos/monologo-

es-el-enemigo/

>>>