<<<

La Infanta Cristina ha dicho:

«Qué ganas tengo de que acabe esto
para no volver a pisar este país».

Me ha recordado una frase
que se supone que dijo
Agustín de Foxà:

«Implantemos el fascismo en España
y vayámonos a vivir al extranjero».

La Infanta Cristina se beneficia de
los privilegios de una monarquía
que es consecuencia directa e inmediata
de la dictadura de Franco,
su marido se pasa siete pueblos…

y cuando los tribunales,
en nombre de los súbditos,
investigan lo ocurrido, decide…
que este país no le gusta.

Y se va a vivir a Suiza,
que es una república.

La conclusión es inevitable:

los súbditos
también queremos
vivir en una república.

>>>