La mejor prueba

de que en los Estados Unidos

cualquiera puede llegar a presidente,

la tenemos en su presidente.

>>>