<<<

Sábado, 31 de octubre de 2009

Por la mañana me acerco hasta la estación de autobuses del Prado de San Sebastián.

Es una instalación eminentemente utilitaria, pero en el diseño se tuvo muy en cuenta…

 –

…  la armonía de la perspectiva y…

 –

…  la decoración de los elementos funcionales.

 <<<

Quiero investigar qué líneas parten de aquí, porque tengo pendientes varias visitas

a los pueblos de la provincia de Sevilla de los que proceden bastantes de mis amigos:

Villanueva de San Juan,  La Puebla de Cazalla…

y ya puestos, tendría que llegarme hasta  Algodonales.

Hablando de otra cosa y de lo mismo, usted puede venir a esta ciudad

y pasar unas vacaciones bastante largas viendo exclusivamente parques.

No es extraño que los árabes, que venían de una parte del mundo notablemente árida,

pensaran en su momento  – y todavía piensen –  que esto es el aperitivo terrenal del Paraíso…

Debo esta idea a   Juan José Valle Torrado.

Vuelvo hacia el hotel y paso junto al jardín que da nombre a la estación…

 –

…  el Prado de San Sebastián,

 –

y vuelven a invadirme las sensaciones que me produjo Sevilla cuando la visité en los lejanos tiempos de la infancia:

el parque de María Luisa, la casa de mis abuelos en Heliópolis… y sigue pendiente lo de volver a subir a la Giralda.

<<<

[ En Sevilla al Prado de San Sebastián siempre se le llamó “el prao” o como mucho “El Prado”,

vamos que le puedes decir a un taxista: “Lléveme al prao”, y te lleva. ]

<<<

https://www.tussam.es/

>>>