María José Alcón:

– Han hecho una trampa en el partido.

Me han dado mil euros

en dos billetes de quinientos,

dinero negro,

y yo les tenía que hacer

una transferencia legal de mi cuenta

para blanquear dinero.

Vamos,

corrupción política total,

pero, bueno…

Vicente Burgos:

– Pero… ¿cómo que para blanquear?

– ¿No lo entiendes, cariño? Pues que ellos tienen mucho dinero negro.

– ¿Quién?

– Pues de empresas del partido, comisiones, corrupciones… Es un dinero que no pueden aflorarlo.

– Pero, ¿quién te ha dado a ti eso? ¿Rita?

– Mari Carmen.

– ¡Ah!

– Rita, sí. Entonces a mí me han dado mil euros en dos billetes de quinientos, que es dinero negro obtenido.

– ¿Para que te lo quedes?

– Para que me lo quede yo, y entonces yo se lo doy a ellos con una transferencia bancaria y se blanquea, y si dicen: “¿Ese dinero, de dónde viene?”, “Ese dinero lo aporta la concejal María José de su cuenta”.

– ¿Y por qué vas tú a regalarle mil euros al partido?

– No regalo nada. Que me han dado a mí dos billetes de quinientos.

– Ya, pero, si te pregunta Hacienda: “Oiga, ¿y usted por qué le hace transferencias al gobierno de mil euros?”

– No, hombre, yo sí que puedo hacer una donación legal al partido a través de una transferencia bancaria. Eso es correcto, o sea, los partidos pueden recoger dinero, pero dinero blanqueado, que sale de un banco. ¿Me entiendes? No billetes de quinientos bajo mano.

– ¿Y cuántos billetes de quinientos tienen ellos?

– ¡Ah! Y yo qué sé, cariño… Si como tú me dijiste una vez, en este país lo único que funciona es la corrupción.

>>>