Diario de Ibiza – 2 de Julio de 2015

He leído con mucho interés
el escrito del señor Moreno Yuste titulado
«Ir en bicicleta en Ibiza: jugar a la ruleta rusa»,
publicado en este Diario el pasado 27 de junio,
y lo suscribo en todas sus partes.
Es más, creo que se queda corto en algunos aspectos,
como por ejemplo algunas frases que sueltan
algunos conductores hacia los ciclistas,
y otras cosas peores.

Debo señalar que estoy a punto de cumplir los 96 años y desde niño he usado la bicicleta, con algunos intervalos; pero desde hace unos 40 años y hasta hace unos pocos meses, lo hacía todos los días. También he sido conductor desde joven, así que fíjese lo que podré haber visto y oído. Ahora bien, y eso es lo que motiva esta carta, quisiera puntualizar que a mi modesto entender los ciclistas también tenemos parte de culpa de lo que pasa. Es raro ver a un ciclista (o grupo de ciclistas) respetar un semáforo, tanto en ciudad como en carretera; muchas veces, estando parado por estar en rojo, he sentido vergüenza ajena porque me han adelantado a todo pedal; los vemos circulando en dirección prohibida, por las aceras, pasando de un carril a otro por entre los coches, provocando el enfado de los conductores, y otras muchas infracciones que se cometen por no tener en cuenta que las bicicletas también son vehículos.

Le deseo, señor Moreno, que circule en bicicleta por lo menos hasta mi edad y que tanto a usted como a los demás ciclistas Dios nos guarde de malas caídas y accidentes. Un fuerte abrazo.

>>>